jueves, 27 de octubre de 2011


Ella vivía feliz cultivando las flores de su jardín. Sin saber la buena noticia que le esperaba, como cada mañana, se levantó temprano, se bañó, se vistió y, como amaneció con mucho apetito, bajó  a desayunar al comedor grande. Acabado el desayuno, tras recoger las flores que pudo, adornó todos los jarrones de la casa....
bymariposita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada